El deporte: La mejor herramienta para prevenir la delincuencia

La Fundación Olimpica Guatemalteca se fundó el 27 de septiembre de 1994 por un grupo de dirigentes deportivos. Desde entonces su objetivo ha sido contribuir a la transformación de niños y jóvenes que viven en zonas de riesgo, utilizando el deporte como herramienta para prevenir la delincuencia y violencia.

Hace 7 años implementaron y desarrollaron el proyecto Enlace Entre Barrios “Hoodlinks” el cual ha dado resultados positivos en la formación integral de la juventud. Es por ello que el proyecto se replica en 5 zonas de la ciudad capital y una sede departamental en Cobán, Alta Verapaz.

El pasado fin de semana se inauguró una segunda sede departamental en Cañadas de Guatelinda, Escuintla, lugar donde residen las familias afectadas por la tragedia del volcán de Fuego.

Esta inauguración se logró gracias al patrocinio de Banco Industrial S.A y a la gestión de Monseñor Victor Hugo Palma, Obispo de la Diócesis de Escuintla.

En esta sede al igual que en las otras, se impartirán diariamente entrenamientos de Boxeo, Fútbol, Taekwondo, Judo y Gimnasia. El alcance de beneficiados será de mil 300 niños con 11 programas que incluyen deporte, educación y salud.

María José Paiz, directora de FUNOG expresó, “Para la Fundación Olímpica Guatemalteca es importante contar con jóvenes modelos dentro de las comunidades y enseñar a los niños las habilidades esenciales para la vida y así seguir promoviendo un cambio social positivo, utilizando el deporte como una herramienta para la prevención de conflictos y consolidar la paz.”

Cañadas de Guatelinda contará ahora con la oportunidad de transformar la vida de niños y jóvenes a través del deporte, contribuyendo así a la construcción de un mundo mejor y más pacífico ya que el deporte nos enseña a establecer un plan, a usar nuestra mente y solucionar problemas, convirtiéndose en un refugio, en donde el pequeño puede llegar a ser un gran realizador de sueños.

Anuncios

Mujer empoderada. Estudia Periodismo Profesional en la Universidad de San Carlos de Guatemala. Futura comunicadora social. Publicista frustrada. Amante de la fotografía de paisajes y gordita desde 1997.