El proyecto de ley que busca recudir los accidentes de tránsito

Regular la velocidad de los vehículos pesados, reduciría los accidentes en carreteras

Con más vehículos en las calles, los incidentes viales también están a la vuelta de la esquina y muchos vehículos quedaron destrozados en los impactantes accidentes ocurridos en las principales carreteras del país.

En la última década fallecieron en Guatemala 16 mil 957 personas y otras 86 mil 736 quedaron heridas por esta causa. Los accidentes de tránsito se han convertido en la segunda causa de muerte en Guatemala, por detrás de la violencia, y según el Observatorio Nacional de Seguridad del Tránsito (Onset) los hombres representan el mayor porcentaje de las víctimas.

Según las cifras oficiales, el 52 % de los accidentes de tránsito en el país les ocurren a hombres de entre 18 y 35 años. Uno de los pilotos que protagonizó un incidente de tránsito con un vehículo del transporte pesado, tenía tan solo 25 años. El año pasado murieron en Guatemala 2 mil 644 personas en accidentes viales, de ellos 2 mil 206 hombres y el resto mujeres en al menos 6 mil 480 accidentes de tránsito.

Boletín No. 08 Agosto 2019 – Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil.

Desde el año 2006 se ha presentado una tendencia al aumento en accidentes de tránsito en el transporte pesado. Distintos han sido los escenarios y los actores que han sido partícipes de estos hechos en muchas ocasiones no viven para contarlo, a continuación se presenta una lista de los hechos que han acontecido y conmovido a la población en hechos de tránsito:

9 de octubre 2006

42 personas murieron al precipitarse a un barranco un autobús de pasajeros en el departamento noroccidental de Huehuetenango, fronterizo con México.

6 de diciembre 2010

Al menos 14 muertos y ocho heridos, dejó un accidente en una zona rural de Huehuetenango, luego de que un autobús cayera a un barranco de 250 metros.

9 de septiembre de 2013

Un total de 53 personas murieron cuando una camioneta volcó en una carretera del departamento occidental de Quetzaltenango.

28 de marzo 2016

Al menos 19 muertos y 18 heridos dejó la vuelque de un autobús de pasajeros a un barranco en Nahuala, Sololá.

25 de enero de 2018

Un accidente de un autobús en Huehuetenango dejó 9 muertos y 18 heridos.

1 de marzo de 2018

Un accidente en el que se vieron involucrados 26 vehículos en el kilómetro 18,5 de la Ruta Interamericana dejó como saldo 7 muertos y 20 heridos.

21 de junio de 2018

Siete estudiantes murieron cuando el autobús en el que viajaban cayó a un barranco en San Miguel Ixtahuacán, en el departamento de San Marcos, fronterizo con México.

5 de enero de 2019

Ocho personas murieron al precipitarse a un barranco un autobús en San Marcos.

24 de febrero de 2019

Una camioneta agrícola cayó al fondo de un barranco en el cantón La Zeta, en Chiantla, Huehuetenango, y murieron sus 10 ocupantes.

27 marzo de 2019

Al menos 18 personas murieron y otras 19 quedaron heridas al ser arrolladas por un camión del transporte pesado en Nahualá, Sololá.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif), en el 2017 murieron 3 mil 931 personas en accidentes, 406 menos que en 2016.

Las estadísticas del Observatorio Nacional de Seguridad de Tránsito del Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil, dan muestra que el Departamento de Guatemala representa la mayor siniestralidad vial del país, según lo dio a conocer Pablo García, vocero de la institución.

La ciudad capital reporta 720 hechos de tránsito, 81 fallecidos y 787 lesionados en distintas partes del cuerpo, seguido del Municipio de Mixco donde se han cometido 165 hechos de tránsito, 19 fallecidos y 181 lesionados.

Villa Nueva reporta 148 accidentes, 15 fallecidos y 180 lesionados. Escuintla tiene 95 accidentes viales, 46 fallecidos y 104 lesionados.

Incidentes de tránsito la segunda causa de fallecimientos

Por detrás de los incidentes que involucran armas de fuego, los accidentes de tránsito son la segunda causa de muerte en el país, según el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif). Esta institución  reportó que cada tres horas durante el 2018, en promedio, llevó a cabo una necropsia o autopsia relacionada con estos incidentes.

La mayoría de los nombres que aparecen en la lista de víctimas corresponde a hombres, ocho de cada diez, para un total de 2 mil 206, mientras que 438 eran de mujeres. En el total de fallecidos también aparecen niños y jóvenes, 232 eran menores de edad. Alrededor de 1 mil 260 muertos tenían entre 18 y 34 años.

Las cifras que maneja el Inacif son distintas a las que reporta el Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil, que contabilizó 1 mil 489 decesos durante el año, en un total 6 mil 480 accidentes viales en todo el país.

La diferencia se debe a que muchas de las víctimas no fallecen en el lugar del accidente, sino en el hospital. “Estamos estableciendo un convenio con Inacif para que los datos sean más confiables”, indicó Ramiro García, director del Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil.

Niños los más vulnerables

Según el director del área de emergencia de Pediatría del Hospital Roosevelt, el año pasado, diariamente, se atendió alrededor seis pacientes con politraumatismo como consecuencia de un accidente de tránsito.

De esos casos, tres eran pasajeros de una motocicleta. El que los pasajeros estén “totalmente expuestos” hace que las lesiones al momento de un accidente sean trágicas, y los menores son los más vulnerables. “Es triste porque hay abuso de los que van manejando la moto y llevan hasta dos niños sin ninguna protección. Ellos van de pasajero y no utilizan ningún tipo de silla o la familia no tiene cultura de cinturón de seguridad”, señaló el médico.

El director del Hospital Roosevelt, Marco Antonio Barrientos, indicó que en el tratamiento de un paciente que ingresa en condiciones severas como producto de un accidente de tránsito la institución puede llegar a invertir en promedio Q150 mil.

En el Hospital San Juan de Dios durante el 2018 se atendieron entre 25 y 30 menores por colisiones vehiculares, el 40% se conducía en una motocicleta. Por uno de estos pacientes con cuadro delicado el nosocomio podría llegar a invertir entre Q5 mil a Q7 mil diarios, pues muchos requieren ser trasladados a una sala de choque o ingresar a sala de operaciones.

Conducir a exceso de velocidad y en estado ebriedad representan el 20% de los factores de riego, sobrecarga de vehículo, no usar casco y cinturón de seguridad, usar el celular mientras se conduce, impericia, la mala infraestructura vial, fallas mecánicas, llantas lisas, luces deficientes y falta de señalización también ocasionan percances, según Ramiro García, director del Departamento de Tránsito.

Peatones afectados

De las muertes que el Inacif reportó durante el 2018, el 48% de los fallecidos eran peatones y fueron arrollados por un vehículo. Mientras que el 31% de las víctimas eran quienes conducían el automóvil o motocicleta. En tanto que el 13% de los decesos eran de personas que acompañaban al piloto.

Por la cantidad de población, es la capital donde más necropsias por accidentes de tránsito se registraron, con 902. El siguiente departamento de la lista fue Escuintla, con 303, y Quetzaltenango, con 163.

Las personas que resultan lesionadas debido a un incidente también son examinadas por el Inacif, que les practica un chequeo físico. El año pasaron se hicieron 4 mil 405 evaluaciones.

Pero, ¿qué dice el departamento de tránsito al respecto?

El  Observatorio  Nacional  de  Seguridad del  Tránsito –ONSET-,  del  Departamento de Tránsito de la Policía Nacional Civil, se constituye   como el   referente   a   nivel nacional  de  la  información  estadística en materia de siniestralidad y seguridad vial,    sustenta    su   actuación    con    el Acuerdo Ministerial 760-2014 emitido por el Ministerio de Gobernación y la Orden General 75-2014 emitido por la Dirección General de la Policía Nacional Civil, Ley y Reglamento de Tránsito.

La Ley de tránsito y su reglamento con sus reformas en el TITULO IV Normas de comportamiento en la circulación y CAPITULO I, Normas Generales, establece:

Artículo 39.- Obligaciones de los usuarios de la vía. Los usuarios de  la  vía  pública  están  obligados  a  comportarse  en  forma  tal  que  su  conducta  no  entorpezca  la  circulación  ni  cause  peligro,  perjuicios  o molestias a las personas o daños a los bienes.

Artículo   40.-   Obligaciones   de   los   conductores.   Se   deberá conducir  con  la  diligencia  y  precaución  necesarias  para  evitar  todo  daño propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro, tanto al mismo conductor, como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de los usuarios de la vía pública. Deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros, y la  adecuada  colocación  de  la  carga  transportada  para  que  no  haya interferencia entre el conductor y cualquiera de ellos. Queda  terminantemente  prohibido  conducir  de  modo  negligente  o  temerario. Los  conductores  deberán  estar  en  todo  momento  en  condiciones de  controlar  su  vehículo.  Al  aproximarse  a  otros  usuarios  de  la  vía, deberán adoptar las precauciones necesarias, para la seguridad de los mismos. Especialmente cuando se trate de niños, ancianos, invidentes, u otras personas minusválidas. Queda  prohibido  conducir  utilizando  auriculares  conectados  a  aparatos  receptores  o  reproductores  de  sonido.  Asimismo  está  prohibido  el  uso  de  teléfonos,  radios  comunicadores  u  otros  aparatos  similares  mientras  el  vehículo  esté  en  marcha,  a  no  ser  que  para  operarlos  no  sea necesario utilizar las manos. De la presente prohibición se exceptúa a los conductores de taxis.


En el CAPÍTULO II, Velocidad, se establecen normas básicas de velocidad, estas, se indican de la siguiente manera:

Artículo  112.  Velocidades  máximas  en  área  urbana.    En  ámbitos  urbanos se establecen las siguientes velocidades máximas

  1. En autopistas, 90 kilómetros por hora.
  2. En vías rápidas, 80 kilómetros por hora.
  3. En arterias principales, 60 kilómetros por hora.
  4. En arterias secundarias, 50 kilómetros por hora.
  5. En caminos y vías locales, 40 kilómetros por hora; y
  6. En vías residenciales de circulación controlada y zonas escolares, 30 kilómetros por hora.

Para vehículos pesados y aquellos que lleven remolques, se reducirá en 10 kilómetros por hora, las velocidades máximas establecidas en los incisos anteriores

Artículo  113.  Velocidades  máximas  en  área  extraurbana.    En  ámbitos   extraurbanos   se   establecen   las   siguientes   velocidades   máximas:

  1. En autopistas, 100 kilómetros por hora.
  2. En vías rápidas, 90 kilómetros por hora.
  3. En carreteras principales, 80 kilómetros por hora.
  4. En carreteras secundarias, 60 kilómetros por hora; y
  5. En caminos, 40 kilómetros por hora.

Para vehículos pesados y aquellos que lleven remolques, se reducirá en 20 kilómetros por hora las velocidades máximas establecidas en los incisos anteriores a), b), y c), y en 10 kilómetros por hora la del inciso d).

Artículo  114.  Velocidades  mínimas.  No  se  deberá  entorpecer  la  marcha  normal  de  otro  vehículo  circulando  sin  causa  justificada  a velocidad  reducida.  Para  estos  efectos,  se  prohíbe  la  circulación  en  autopistas  y  vías  rápidas,  tanto  urbanas  como  extraurbanas,  de  vehículos  automotores  que  transiten  a  menos  de  60  kilómetros  por  hora en dichas vías. Esto último no es válido en los siguientes casos:

  1. Cuando existan carriles o franjas especiales para vehículos, que circulen por debajo de la velocidad mínima.
  2. Cuando las condiciones del tránsito impidan el mantenimiento de una velocidad superior a la mínima; y,
  3. Cuando para los  vehículos  que  no  puedan  circular  más  rápido  de  la  velocidad  mínima,  no  existan  otras  vías,  carreteras  o  caminos paralelos y se vean obligados a utilizar una autopista o vía rápida.

Reglamento de la ley para el fortalecimiento de la seguridad vial

Según lo dio a conocer el Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda (MICIV) por medio del Decreto Número 45-2016 del Congreso de la República de Guatemala, cuyo objetivo es implementar y controlar aspectos relativos a la velocidad de todo tipo de transporte colectivo de pasajeros y de carga, con la finalidad de reducir considerablemente los hechos de tránsito que se registran en el país, siendo necesario desarrollar los procedimientos para la aplicación de la ley. Por lo cual es necesario la emisión del cuerpo reglamentario que garantice la integridad normativa y el cumplimiento de la citada ley.

Acuerdo gubernativo del Reglamento de la ley para el fortalecimiento de la seguridad vial.

El presente reglamento tiene por objeto desarrollar las acciones dirigidas a regular la velocidad de circulación de todo tipo de transporte colectivo de pasajeros y de carga por carretera, con la finalidad de reducir considerablemente los hechos de transito que se registran en el país.

Asimismo, se pretende establecer un sistema de supervisión al implementador que dará el servicio a los transportistas. El Implementador del Sistema Limitador de Velocidad estarán bajo el control de PROVIAL, entidad que, en cualquier momento, de oficio o a petición de parte, las verificaciones o inspecciones que se estimen necesarias en las instalaciones, personal y documentación relacionada con la implementación del Sistema Limitador de Velocidad, a efecto de establecer su adecuado funcionamiento, con apego a la Ley y al presente Reglamento.

También se pretende realizar operativos. El Departamento de Tránsito, Policía Municipal de Tránsito, Dirección General de Transportes (DGT) y PROVIAL, de forma separada o conjunta, podrán realizar operativos para verificar el cumplimiento de todas las estipulaciones contenidas en la Ley y el presente Reglamento.

Con este reglamento, PROVIAL coadyuvará en capacitar a los pilotos de los vehículos que prestan el servicio de transporte de carga por carretera, quienes deberán acreditar la capacitación recibida con el certificado que PROVIAL emita para el efecto.

Sanciones para los que no respeten el reglamento

Como lo establece el mismo reglamento en el Capítulo IV, sanciones, este pretende dar una Suspensión parcial de la licencia de operación de transporte colectivo de pasajeros o de carga. Si se tratare de una licencia de transporte colectivo de pasajeros o de carga con más de una tarjeta de operación autorizada por la DGT, en caso que no cuente con el certificado de implementación del Sistema Limitador de Velocidad, la DGT deberá realizar la suspensión parcial de la licencia que afecte únicamente a la unidad que no cuente con el certificado, a fin de preservar la prestación del servicio de las demás unidades que sí cumplan con dicho requisito.

La DGT y PROVIAL impondrán sanciones a las personas individuales o jurídicas que presten el servicio de Transporte Colectivo de Pasajeros y de Carga autorizada por la DGT, que no cumplan con la presentación del certificado de implementación del Sistema Limitador de Velocidad, verificados en operativos en cumplimiento al presente Reglamento.

Para los efectos de la aplicación de la sanción descrita en el párrafo anterior, la DGT o PROVIAL en caso quien compruebe y verifique la infracción, entregará al conductor una boleta de remisión, la cual indicará la infracción cometida, la sanción impuesta conforme a lo establecido en la ley y el presente reglamento, monto de la multa y el lugar donde se hará efectivo el pago.

Transportistas desisten de paro

Tras alcanzar acuerdos con el Congreso, y con una inminente protesta por parte del gremio de transportistas, para esta semana se habían anunciado «caravanas pacíficas» desde el interior con rumbo a la capital. La Gremial de Transportistas desistió de las medidas de hecho anunciadas para el jueves 7 de noviembre tras lograr acuerdos con el Congreso de la República.

Itiel Ordóñez, integrante de la organización, detalló diálogo que sostuvieron con el presidente del Legislativo, Álvaro Arzú Escobar. En el cual, se alcanzaron consensos para evaluar la posibilidad de ampliar el plazo de registro para obtener el certificado para limitación de velocidad.

Asimismo, la Gremial de Transportistas anunció días atrás que esta semana realizarían “caravanas pacíficas” desde distintos puntos del interior con rumbo a la capital. Una de estas saldría del kilómetro 22, en Villa Nueva, y la otra de Chimaltenango.


Las manifestaciones se darían debido a que no se ha autorizado el ajuste del seguro para transporte de productos derivados del petróleo. Además, se evaluaba un posible paro de labores a partir del próximo 14 de noviembre, en rechazo a la entrada en vigencia de las restricciones de velocidad que establece la Ley para el Fortalecimiento de la Seguridad Vial.

En un comunicado emitido por los transportistas, se indicó que posiblemente se estaría autorizando por parte de las autoridades una prórroga de seis meses para la instalación de reguladores de velocidad. En este contexto, el sábado 2 de noviembre varios pilotos del transporte pesado realizaron una protesta frente al Palacio Nacional de la Cultura.

La Dirección de Protección y Seguridad Vial (Provial) informó que hay varias empresas certificadas y muchas ya están ofreciendo los servicios de instalación del dispositivo. Añadió que las empresas tienen que crear una base de datos para tener mejor control.

Respecto de la velocidad para circular, Provial recordó que los límites de velocidad en nuestras carreteras son de 80 kilómetros por hora y la topografía es variada, lo que representa un riesgo transitar a más de la referida velocidad, “no es lo mismo controlar un vehículo a 80 km por hora que a 120 km por hora”, señaló la institución.

En conferencia de prensa el pasado 25 de octubre, transportistas dieron a conocer otras inconformidades derivadas de la instalación del reductor de velocidad.

  • Creen que se esconde un negocio, pues implementar dicho dispositivo costaría más de Q355 millones a los transportistas.
  • Solicitan una prórroga y que sean escuchados para replantear el decreto que manda la instalación del dispositivo.
  • Solicitan una reunión con el presidente de la República, Jimmy Morales.
  • Piden que se multe al piloto y no a la empresa de transporte
  • Afirman que el dispositivo no funcionaría adecuadamente en descensos.
  • Anunciaron aumento en el pasaje y en los fletes, para según ellos, cubrir los costos de la implementación y las posibles multas.

A todo esto, la circulación de vehículos es necesaria e imperativo para la economía nacional, ya que en ocasiones, los vehículos de transporte pesado deben circular distancias largas, cruzando el país de norte a sur o de oriente a occidente buscando llevar los productos de empresas que distribuyen los productos a nivel nacional o fuera del país.

Sin tomar en cuenta los vehículos del transporte de pasajeros que diariamente transportan a cientos de personas hacia distintos destinos del país. La solicitud que los transportistas han realizado en los últimos días solo refleja la falta de atención de este sector, tomando en cuenta que el transporte mueve gran parte de la economía nacional.

Habrá que esperar qué es lo que pretende implementar el nuevo gobierno, ya que será este quien dará seguimiento a dicho reglamento, recordando que como lo estipula la Constitución de la República que el Estado garantiza y protege la vida humana, así como la integridad y seguridad de las personas, por lo que es necesario contar con las normas coherentes para cumplir con dichos fines.

Anuncios

Estudiante de Periodismo de la Universidad de San Carlos de Guatemala. Gastrónomo, guatemalteco, virgo, buen patojo, serio mas no enojado.