Fisicoculturismo: un deporte complejo, sistemático y controlado para triunfar

El fisicoculturismo, como toda práctica deportiva, demanda disciplina y constancia. Hombres y mujeres se enfrentan a un estricto régimen de ejercicio con etapas bien planificadas para obtener una musculatura de concurso. Lograrlo, implica entrenar por semanas, días, horas, además de un buen descanso y alimentación.

La Federación Nacional de Fisicoculturismo de Guatemala FNFG, define a esta disciplina, como un tipo de deporte basado en ejercicio anaeróbico; consistente la mayoría de veces, en el levantamiento de pesas. Esta disciplina suele realizarse en gimnasios con el fin de obtener un cuerpo más definido, voluminoso y proporcionado muscularmente.

Entrenamiento controlado

Contrariamente al imaginario popular, el entrenamiento representa el 40 por ciento de la preparación total. Los atletas entrenan entre cuatro y seis días a la semana, ya que si exceden este límite, pueden correr el riesgo de sufrir lesiones en músculos, tendones o huesos, que pueden llegar a tener secuelas permanentes.

Byron Rolando, entrenador deportivo del gimnasio Universal Classic Gym, explica que el entrenamiento se realiza por grupos de músculos y por días. Por ejemplo en un día se entrena pecho y bíceps; en otro espalda, tríceps; hombro, antebrazo, o pierna y abdomen. Todo dependerá del objetivo del ejercicio, aunque siempre toma en cuenta la simetría y las proporciones para una competición.

El experto indica que cuando las rutinas dejan de funcionar porque las musculatura de los atletas se acostumbra al ejercicio, suelen cambiarla y entrenar solamente un musculo por día, para adquirir un efecto más intenso. Se realizan ejercicios variados para evitar que el musculo no se desarrolle, fatiga muscular o alguna lesión.

Si no existe un control en los entrenamientos, puede ocasionar una pérdida de peso por atrofia muscular, que consiste en consumir el músculo en vez de la grasa causando desgarros serios. Otra consecuencia del entrenamiento excesivo es la fatiga crónica que se siente por el insomnio inducido en el cambio de metabolismo. Esto puede formar una especie de círculo vicioso que debilita la musculatura.

Por ello Rolando indica, que es necesario descansar lo suficiente para recuperarse debido a que mientras uno duerme, los músculos se regeneran y crecen.

Jorge Patzán realizando una rutina de brazos. (Foto Plural: guateNews).

Alimentación, un aspecto importante

La alimentación es el factor más importante para cualquier fisicoculturista, representa el 60 por ciento del entrenamiento. Por ello, deben cumplir con dietas rigurosas, que son complementadas o cambiadas de acuerdo a la etapa de preparación en la que se encuentren.

La preparación para una competencia, consta de dos etapas. La primera es la Etapa de volumen, dura aproximadamente ocho meses. Consiste en alimentarse seis veces al día con comidas altas en contenido energético o calórico. En esta fase, pueden levantar grandes pesos debido a la energía que tienen en sus sistemas.

La segunda es la Etapa de definición, al tener más masa muscular se dedican a marcar músculos. Para lograrlo reducen los carbohidratos, y la ingesta de grasas con el fin de obtener el menor porcentaje de grasa corporal. Cuando esto sucede, la piel se pega más a la musculatura, permitiendo que esto se note en el escenario. Por último, cuando ya están cerca de competir, deshidratan su cuerpo para lograr una mejor definición de los músculos.

De acuerdo con el presidente de la FNFG, Jorge Luis Rave Castillo, la alimentación es la base de todo fisicoculturista, “los atletas pueden pasar horas y horas en el gimnasio sin embargo si no tienen una buena alimentación no van a desarrollar cuerpo apto para esta disciplina”, expresa.

Próximas competencias

La competición más próxima, se llevara a cabo del 5 al 10 de noviembre, en Fuyaira, Emiratos Árabes Unidos. Rave, indica que desde hace un año están preparando al subcampeón del mundo juvenil Erick Sánchez y al actual campeón del mundo Jorge  Daniel Patzán, para este evento en donde esperan revalidar los títulos ya obtenidos o mejorarlos.

Anuncios

Disfruta del tiempo a solas leyendo un buen libro o escuchando buena música. Amante de la danza, el metal – género musical -, el chocolate y las papas fritas. Periodista en proceso, y ¿por qué no?; locutora también. Considera que es importante aprender de todo en la vida, porque nunca sabes qué oportunidades se presentarán en el camino.