Iniciativa 5603 busca la aprobación de la Ley del LENSEGUA

Foto por el CONADI

Esta beneficiaría al 2% de la población total que habita en el país

La última semana de septiembre se conmemora a las personas sordas a nivel mundial y en nuestro país se sigue luchando por una ley que apruebe y con ello formalice el Lenguaje de Señas Guatemalteco (LENSEGUA), puesto que, en el Estado el 2% de la población es sorda, según se demostró en el CENSO 2018.

“La propuesta inició en el 2008 cuando realizamos una caminata pacífica en conmemoración al día internacional del sordo, solicitamos la ratificación de la convención sobre los derechos de las personas con discapacidad; llegamos al Congreso y le entregamos al presidente del Legislativo, en ese entonces Roberto Alejos, la solicitud de la ratificación de la convención y 2, la solicitud de ingresar una iniciativa de ley que en su momento fue 3932, con el nombre de ‘Ley de Lengua de Señas de Guatemala’”, indicó Mauricio Méndez Jerez, coordinador general de la Asociación de Sordos de Guatemala (ASORGUA).

Actualmente, dicha iniciativa cuenta con el apoyo de 13 organizaciones civiles; entre ellas el Consejo Nacional para la Atención de las Personas con Discapacidad (CONADI) y la Asociación de Estudiantes con Discapacidad (ASEDIS).

La diputada Sandra Morán, representante de la comisión de discapacidad dentro del Congreso de la República, recalcó que debido a que ni ella ni la diputada Eva Montes fueron reelectas, hablará que esperar los próximos meses o bien, buscar quien de los diputados electos “apadrina” dicha iniciativa; y su mayor reto será que esta se apruebe.

“Algunas de las importancias de la aprobación de la misma son: 1. Es necesario establecer la lengua real guatemalteca, y 2. Lograr que la misma USAC, en alguna de las carreras, estipule la carrera propiamente con especialización en lenguaje de señas; esto con el objetivo de que la gente se interese y busque aprender (…) Cada institución debería de contar con un intérprete”, señaló Rosa Idalia Aldana, directora del CONADI.

Adicional, Aldana asegura que no existe voluntad política porque de ser así, esta podría entrar de urgencia nacional; y con ello, se evitaría el proceso y sería aprobada de una vez. “El rol del CONADI, según la directora del mismo, es promover y apoyar iniciativa, crear espacios de diálogo, asesoría técnica, entre otros”, concluyó.

Según las cifras reveladas el Censo del 2018, el 2% de la población total, tiene discapacidad auditiva. Sin embargo, de ese 2% aún no hay una cifra exacta de cuantos tienen acceso a la educación superior en la USAC, según aclaró Jorge Luis López, secretario general de ASEDIS,

Foto por ESU: Grupo de estudiantes de la USAC.
Foto por ESU: Grupo de estudiantes de la USAC.

 

«La importancia de que se apruebe esta ley es bastante grande ya que desde la aprobación se iniciaría un proceso, importantísimos, de armonización de la legislación interna con la convención sobre los derechos de las personas con discapacidad», señaló el representante de ASEDIS.

Por ahora, estos grupos esperan que se siga tomando en cuenta la misma para concluir de manera positiva el proceso.

Anuncios