Lenguaje de señas, desinterés de aprender

Según la Federación Mundial de Sordos, existen aproximadamente 72 millones de personas sordas en todo el mundo. Más del 80 por ciento vive en países en desarrollo y como colectivo, utilizan más de 300 diferentes lenguas de señas.

En Guatemala existen diversas organizaciones en favor de las personas con discapacidad, se estima que en el país son más de 240 mil personas que presentan discapacidad auditiva. Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) indica que solo para el 2018, el país tuvo una población de 17 millones 154 mil 812 habitantes con una tasa estimada de prevalencia de discapacidad de 37.4% de la que el 18% son personas con discapacidades auditivas.

Según la última encuesta de discapacidad en Guatemala del año 2016, la predominancia de discapacidad se incrementa con la edad y llega hasta 24.1% (21.9 – 26.5) en adultos mayores de 50 años. En mujeres adultas predomina más la discapacidad que en los hombres adultos, pero no se tiene observación de diferencias entre niños y niñas.

Iniciativa 5603

El pasado 13 de agosto fue presentado ante el Diputado Leocadio Juracán de la Comisión de Asuntos sobre Discapacidad del Organismo Legislativo, una nueva iniciativa de Ley de Lengua de Señas de Guatemala “LENSEGUA”, la iniciativa 5603 tiene como finalidad que la lengua de señas sea reconocida como un idioma oficial. Dicha iniciativa fue manifestada por la Asociación de Sordos de Guatemala y el Consejo Nacional para la Atención de las personas con Discapacidad.

Anteriormente fueron presentadas iniciativas, como la iniciativa 5128, ahora la nueva iniciativa 5603 cuenta con 9 artículos, en el 4to artículo, se detalla la importancia de la iniciativa.

Artículo 4. Lengua de Señas de Guatemala

Se reconoce y aprueba oficialmente la Lengua de Señas de Guatemala «LENSEGUA», como el medio de comunicación compuesto por el conjunto de gestos, formas, mímicas manuales y movimientos corporales característicos con gramática propia de las personas sordas y sordo-ciegas, reconocidos en la República.

En una entrevista, luego de ser presentada la iniciativa, Rosa Idalia Aldana explica que dicha iniciativa no es un reconocimiento solo en papel sino que este implica que en todas las instancias públicas haya intérpretes de señas, haya oyentes que se comuniquen con las personas sordas. Además expresó que este sea un idioma para que más de 250 mil personas que padecen discapacidad auditiva en nuestro país, se sientan respaldadas y tecnificadas en este lenguaje.

Inclusión laboral

Abdí Ventura, intérprete institucional del Benemérito Comité Pro-Ciegos y Sordos de Guatemala enfatiza que ahora cualquier persona con discapacidad tiene la oportunidad para integrarse al ámbito laboral, existen varias instituciones que apoyan en este tema. Así mismo, destaca que solo el Benemérito entre los servicios que ofrece a los beneficiarios es el Programa de Investigación, Promoción y Colocación Laboral para personas de baja visión, personas ciegas, sordas, para lograr colocarlas laboralmente activas.

Abdi Ventura, siendo de intérprete para una persona en inclusión laboral. (Foto: Plura, créditos: Pagina Institucional del Benemérito Pro-Ciegos y Sordos de Guatemala)

Responsabilidad al ser intérprete

Hace un par de días, en un evento ocurrido en México, fue contratado un “interprete” para las personas con discapacidad auditiva, luego de la transmisión de dicho acontecimiento, las personas con esta discapacidad hicieron llegar un vídeo a un noticiero ajeno al evento, donde expresaban su molestia ya que las señas que el intérprete hizo no coincidían con lo que decía el orador.

Evento en México. (Foto: Plural, créditos Changoonga.com)

En opinión con relación al hecho ocurrido, el intérprete Institucional del Benemérito, considera una falta de respeto hacia las personas con discapacidad auditiva. Así mismo, indica que al hacer eso las personas se dan cuenta de que si hay inclusión y cuando realmente no entienden el mensaje es donde se molestan, teniendo toda la razón.

“El decir “Yo soy intérprete” conlleva una gran responsabilidad, es algo con lo que no se juega y es delicado ya que uno es intérprete por servicio”, dijo Abdi Ventura, Intérprete Institucional del Benemérito Pro-Ciegos y Sordos de Guatemala.

Invitación a la población

El intérprete hace una invitación a aprender la lengua de señas en cualquier institución, ya que considera es una lengua que abre la mente, hace pensar de manera diferente, concientiza y nos pone en los zapatos de las personas con discapacidad auditiva para ayudarlos en cualquier momento que lo necesiten. Así mismo, considera que es parte de la inclusión de una persona.

“Para aprender la lengua de señas primeramente sería con una persona sorda ya que es idioma de ellos. Incluso hay personas oyentes que enseñamos, pero no es lo mismo ya que si tienen dudas, yo escucho y respondo. Y con una persona sorda, el contacto es con señas. La lengua de señas, aparte de ser una forma de comunicación, es importante ya que en la calle podemos encontrarnos con personas con discapacidad auditiva y necesitarán ayuda”, enfatizó Abdí Ventura, Intérprete del Benemérito de Sordos de Guatemala.

Anuncios